jueves, abril 16, 2009

Las "iglesias" de Guayaquil


Debo decir que el único responsable de lo que está escrito en estas páginas soy yo y nadie más que yo. Cada palabra representa mi pensamiento y mi visión individual de las cosas. No represento a ningún ministerio, iglesia, concilio, grupo de panas, club religioso, social o deportivo (ni cultural) asociación o fderación de iglesias congregacion ONG, ni nada parecido a algo que no sea solo yo mismo y mi persona.

También debo decir que lo que está escrito no pretende insultar a nadie, aunque siempre hay mentes suceptibles. (Lo sientoooooooooo).

Lo que escribo representa mi visión y pesnamiento abstracto de lo que vivo y veo. No pretendo (ni estúpido que fuera) que esta página es una cátedra profética ni mucho menos. Soy un común y silvestre ciudadadno de mi patria (¡Déjenme volver!) que le da la gana de dar su opinión, eso es todo. Gracias...

Ahora, aparte, soy un tipo que ha vagabundeado por la vida y a veces ha dado pasos en firme en el tema de la fe. Hay algo que me obliga a dar mi opinión con respecto a lo que es la fe y lo que es el movimientos eclesial en Guayaquil y en las partes en las que pueda ver y la vista me alcanza. Creo que tengo derecho a criticar desde dentro, siendo parte de la llamada "iglesia" aunque eso no me impide estar conciente que las iglesias como "iglesias" no existen para Dios, solo para ciertos pastores y líderes que con buenas o malas intensiones, pastorean a grupos grandes o pequeños en la ciudad.

Con un poco de buena vista podremos darnos cuenta que según la Biblia, hay solo una iglesia para Dios, digamos Su novia (el cuerpo místico de Cristo formado por todos los creyentes del mundo) y hay, según Apocalipsis, una iglesia por cada ciudad, de hecho Dios le escribe al ángel de cada ciudad y a la iglesia de cada ciudad... Pablo también le escribía sus cartas a una sola iglesia en la ciudad. Así que, cabe preguntarnos, a estas alturas del partido, ¿quién fue que inventó que haya montones de iglesias en una sola ciudad, sea independientes o sea de "denominaciones"? No sé la respuesta, pero estoy súper seguro, que eso, no fue idea de Dios.

La realidad eclesial de Guayaquil es distinta a la realidad eclesial bíblica, es otra, aquí tenemos miles de iglesias en una sola ciudad, pero eso, según dicen, pronto va a cambiar gracias a la REVOLUCIÓN CIUDADANA. En fin, eso está por verse.

El caso es que: -¿Se han puesto a pensar que si el modelo bíblico es una iglesia por ciudad, qué rábanos hacemos llenándonos de iglesias en Guayaquil? Además, y sin ánimo de ofender a nadie, cada "iglesia" jala agua para su propio molino. Ojo y no hablo de las famosas denominaciones no más (que dicho sea de paso, cada una pugna por ser la gallina que más pone). Hasta las iglesias chiquitas, se jactan de ser mejoes que las grandes, por ser chiquitas; y las grandes, se jacatan de ser mejores que las chiquitas, por ser grandes.

Cada día aparcen más iglesias, es impresionante.... Lo malo es que muchas de ellas, no nacen, pues, con una visión profética o un llamado o como guste llaarse, ¡no!. nacen de la más pura y original "división". tal como lo oyeron, señores, "división", "rebelión", el pecado de lucifer... Nada más ni nada menos ¿No es para ponerse a pensar? Iglesias, grandes y chiquitas que por algún mal entendido, pelea, chisme, celo, contienda, envidia, infidelidad, catastrofe doméstica, aguacero fuerte o maldito demonio que se les mete por la puerta; se termina dividiendo en dos o tres pedazos... entonces, no tenemos como fruto iglesias hijas, si no, ¿cómo sería, rival, entenada? No sé. El punto es que sea por que la iglesia es fundada en forma sana o sea fruto de una división, o proque llega un gringito y por múltiples razones, las "iglesias" en Guayaquil aumentan de número cada semana, y, ojo, las iglesias chiquitas no son las únicas que se dividen, también las medianas y las grandecitas y famosas se divien. Como resultado, aparece de la noche a la mañana una iglesia con letrero, pastor y concilio, equipo de alabanza, ujieres, y 100 miembros y todo de la noche a la mañana. Fíjate, fíjate, fíjate... Esta no es una realidad única de Guayaquil, creo que en toda América sucede algo parecido en mayor o menor escala. El punto es: -¿quién dijo que en cada ciudad exista una iglesia? la Biblia. ¿Quién inventó que nos llenemos de igleias cada una con más ego que otra? Contesten o favor...

Bueno, a mi parecer "las iglesias" de todos los tamaños colores y formas que aparecen en Guayaquil van buscando una moda, una estética que las aproxime a un ideal. Como que todas las "iglesias" conciente o inconcientemente van apuntando sus sueños a cosas semejantes, digamos un edificio propio, una escuelita, (las más grandes sueñan con universidades, etc), progama de radio, equpio de alabanza, circuito cerrado de TV, con pantalla gigante. Como que todas o casi todas las "iglesias" empiezan a imitar un modelo "x" que alguien empezó a patentar como "el modelo de la iglesia ideal de Guayaquil", entonces, si tu iglesita no se aproxima al "modelo" de "las iglesias de Guayaquil" no estas encaminado. Hablando de imitacions, incluso algunos "cantantes" (o adoradores o salmistas, o como se llame al ciudadano que canta en el grupo de alabanza) de buena gana, a todo pulmón y sin remordimiento de ninguna clase, imita en los cultos y desde el altar a cantantes cristianos famosos, como Jesús Adrian, mis amigos Marcos (el español y el mejicano) etc... Como que es bonito ser copia de alguien... El cantante chico imita al cantante grande, la iglesia chica imita a la iglesia grande... En fin, eso sucede... ¿Nadie se pregunta el por qué? Yo sí me lo pregunto. ¿Quién le dijo a las "iglesias de Guayaquil" que ese es el camino, plan, molde, modelo, ideal, etc?

No me engañas, yo sé que tú que vas todos los domingos a la iglesia (y con suerte un día entre semana) también te has rascado la cabeza más de una vez y te has preguntado: -¿Qué es esta nota?

Es raro, ¿no? pero a mí, el comportamiento de algunas de las "iglesias de Guayaquil" se me parece al de los jóvenes modernos y su afición por la moda: -Todos se visten igualito para sentirse diferentes. Todos se ponen la gorra de lado para salir del montón, todos se tatúan, se ponen aretes, etc... Hacen todos lo mismo para sentirse diferente al resto, es cómico.

En algunas de las iglesias de Guayaquil se mueren por cantar la cancion de moda (de las demás iglesias) el domingo, pero se jactan de ser una iglesia distinta al resto. ¿Recuerdan cuando vino la fiebre de la evangelización al stilo "Ecuador para Cristo"? ¿Y se acuerdan del EE (Evangelismo Explosivo)?, los que son viejos se han de acordar. Si tu iglesia no estaba en la nota del EE, no estaba en nada. Era la moda, el "último grito" de la evangelización. Cuando se desató la fiebre por el "iglecrecimiento", la misma vaina, todas las iglesias "diferentes" corrían a aprender el mismo tema que el resto, pero querían seguir siendo diferentes.

Bueno, así con cada cosa, cada "unción" de moda, cada predicador triplemente internacional, profeta, evangelista, etc, etc, etc... Todas las iglesias corren a ver el "último grito de la moda" para estar en algo. Cuando vino Dante Gebel, la locura por "ver" a Dante. Cuando Dante gritaba en el Estadio Modelo (que en ese entonces se llamana solo Estadio Modelo): -Vine a llamarlos para una revolución... Vine a armar una revuelta... En las cabezas de casi todos sonaba: -Cri, cri... Si se hubiera podido escuchar el pensamiento de algunos allí: -Hello, ¿revuelta? calma, che, nosotros solo vinimos a "verte". Es que fue así... Se fue Dante y se acabó la bulla y se acabó el "aplauso más grande de todo la historia". Las "iglesias" solo fueron a "ver", fueron a "consumir".

Es que a las "iglesias" de Guayaquil les gusta ver, les gusta consumir, son como chicas con la depre, deben salir de shopping, debe haber algo que las tenga entretenidas hasta la llegada del novio, obvio. Les gusta estar ocupadas en cosas "nuevas". En otras palabras, hay harta novelería, harta emotividad, anda viendo en qué nuevo "mega evento" se inscribe, se anota, asiste, aplaude, compra libros, se toma fotos y compra DVD's etc.... para luego pasar a otro, y otro y otro evento, más desafiante, más atrevido, con más recursos con más notoriedad. Círculo vicioso. Crecimiento, sin madurez, sin desarollo. ¿Es esto de Dios? ¿Es esto del Espíritu? ¿Es, este manojo de "iglesias" de Guayaquil y su comportamiento circular, parte de la verdadra iglesia de Cristo?

Una vez escuché una máxima: -"Si Dios te dice que hagas algo y no lo haces, estás en rebeldía, al estar en rebeldía, estás fuera de los caminos de Dios, así de sencillo."
Estar fuera de los caminos de Dios es más sencillo de lo que pensábamos, ¿cierto? ¿Están las "iglesias de Guayaquil" en los caminos de Dios? Me pregunto.

Bueno, ya es tarde, me voy a dormir más claro. Mañana será otro día y a poca gente le va a importar lo que he escrito. Nos vemos.

Fer

5 comentarios:

Daniel dijo...

Muy bueno tu punto de vista. Me agrada la parte de que si no obedecemos estamos en rebeldia. La palabra dice "obediencia quiero mas que sacrificios". Ahora antes de mirar a otros nos toca a cada uno examinarnos y preguntarnos si estamos en el camino correcto.
Al final de cuenta la iglesia de Dios como tu lo establesiste no son los edificios ni los grupos ni las denominaciones sino el cuerpo de Cristo, y El es la cabeza.

En cuanto a los lideres creo que muchos son sinceros en sus intenciones, y en buscar metodos o alcanzar metas. Y otros simplemente ya no saben ni porque se embarcaron en el ministerio.
A muchos se les apago la llama hace mucho rato, otros son simplemente emocionalistas, y otros solo dependen de sus planes o metodos y dejan a un lado al Espiritu Santo.
En cuanto a la imitacion eso se da harto, una vez mas falta de discipulado, de enseniarle a la gente como ser genuinos en Dios. Lo que a mi en lo personal me molesta, aun cuando yo soy musico y trato de ofrecer lo mejor a Dios, es cuando nos volvemos profesionales en lo que hacemos y perdemos nuestra dependencia de Dios y de su Espiritu.
El pecado del Eden no solo esta en la desobediencia sino que el hombre se volvio independiente de Dios, autosuficiente.
Pero Dios lo que mas desea es que nosotros dependamos totalmente de El, en todo y para todo.

Dael dijo...

Las cosas que has escrito las he pensado a menudo. Pero expresarlas equivale a oponerte al crecimiento, por más que a veces sospeche que se trata de una trampa que nos tendemos a nosotros mismos. Voy a seguir leyendo. Interesante.

FERNANDO dijo...

No expresar lo que se piensa es hipocrecía.... Ver el error y decir que todo está bien es hipocrecía.... y es, además, tonto. Mucha gente ve el error, pero por la llamada flasa humildad, que no es otra cosa que una ausencia de autoridad, sequedan con la boquita bien cerrada. La hipocrecía está buena para los enemigos de Jesús, pero para la gallada de confianza del Señor, esas notas no pegan. Yo creo que mientras hablemos con respeto en el Espíitu del Señor, todo bien... Nadie es perfecto y como dice el dicho, "entre bomberos no nos pisamos la amnguera". Conocer la verdad nos hace libres, yo no me opongo al crecimiento de la iglesia, solo sé que por los números no se mide el crecimiento de una iglesia, el apóstol Pablo no lo hizo así, la iglesia de los Hechos, no lo hizo así, Jesús no lo hizo así... La iglesia moderna lo quiere hacer así... en fin, habría que preguntarnos: -¿de dónde sacaron ese modelito e crecimiento? Pero en la Biblia, esa nota no está. Ahora, no soy fan d elas iglesias enanas y muetas, tampoco. Dice la Biblioa que el padre se glorifica e que llevemos "mucho fruto". Claro que el "mucho fruto" no es solo "mucha gente sentada en las bancas los domingos". La iglesia es un cuerpo, es un organismo, no una organización. Una organización se mide por objetivos, metas alcanzadas, rentabilidad, etc... para algunas iglesias "la gente" son "activos", es decir: mientras más miembros tienen, se consideran grandes... Eso es una farsa. La iglesia es un organismo, que nace, se desarrolla, tiene ADN (espiritual, obviamente), se relaciona con el entorno, se reproduce, etc.... y a veces se enferma.... y si se enferma, como todo ser vivo, es suceptible a la muerte. No me opongo al crecimiento, solo digo que yo sé que esa cosa llamada "crecimiento" por alguna gente, es una farsa. La nutrida (o desnutrida) lista de miembros de una iglesia no son señal de salud, en absoluto. Si por cantidad de gente fuera, pues diríamos que LA CATEDRAL DE LA FE (Pare de Sufrir) está sanísima, pero todos (espero) sabemos la verdad con ese respecto.
Las trampas las pone el diablo, y la gente cae en ellas, son trampas de pecados pero a veces son trampas más sutiles, que no contradicen del todo la verdad de Dios, solo la tuercen un poquito, suavecito, en forma delicada al principio, en foma casi imperceptible... pero esa "delicada torcedura" es suficiente, para sacar a la persona o a la iglesia local o a la iglesia de toda una ciudad de la perfecta voluntad de Dios. Insisto, dejemos las fábulas, los cuentos, y los afanes, el reino de Dios no es comida ni bebida, es justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo... lamentablemente, la junta diectiva de algunas iglesias, le tiene prohibida la entrada al Espíritu.

wendy segarra dijo...

me parece que deberias leer mas la palabra de Dios y llenart mas de conocimiento porq me parec errado tu pensamiento

FERNANDO dijo...

Gracias Wendy